Desafío

¿Podemos desafiar tanto a los empleados de una compañía que su propia superación se convierta en un reto? La respuesta es sí, enganchándoles con videojuegos de arcade de los 80.
Pacman, Mario Bros o Donkey Kong interactuaron con los asistentes pasando por todas las pantallas entre performances, mappings y proyecciones. Por supuesto conseguimos que todos terminaran el juego y entrasen en la tabla de los records de las motivaciones.

Asistentes: 650 personas
Target: Empleados de la compañía
Tipo de proyecto: Convención Anual

¿Aplaudimos?